Llama gratis al

958 66 09 49

¿En qué consiste?

A modo resumen, una endodoncia debe extraer la pulpa infectada y sanar el diente dejándolo aséptico mediante, en primer lugar, una exploración que vea los grados de infección, si esta está presente hay que eliminarla primero con antibióticos y en segundo lugar una radiografía.

La endodoncia es un procedimiento que trata el interior del diente y permite mantener su dentición natural, el hueso y la encía que le rodea, así como su funcionalidad. Ayudando a conservar una sonrisa natural, comer con comodidad y que con un adecuado cuidado puede durar como el resto de su dentición.

Se necesita una endodoncia cuando la pulpa está afectada de forma irreversible por caries profundas, traumatismos o lesiones endoperiodontales. En estos casos el diente puede volverse sensible al frío, el calor o la masticación. El dolor puede ser intermitente o constante. Incluso el diente puede cambiar de color o puede aparecer un flemón o una fístula, la endodoncia también está aconsejada en dientes que requieran grandes tallados para la posterior colocación de coronas o puentes.

¿Qué tipos hay?

Podemos encontrarnos con 3 tipos de endodoncias en función de la cantidad de nervios con los que cuenten los dientes.

En primer lugar, está la unirradicular, centrada en los dientes con 1 nervio, como los premolares y los anteriores. En segundo lugar la birradicular, que es aquella que se hace sobre dientes con más de un nervio, como los premolares y algunas muelas. Por último, se encuentra la polirradicular, que se centra en dientes con más de dos nervios, como las últimas muelas.

Cuidados

Para garantizar la eficacia de una endodoncia y prever futuros perjuicios es fundamental seguir las recomendaciones del profesional que nos la practique así como asistir a revisiones periódicas, algo que suele y no debe ser omitido.

Las únicas tres contraindicaciones para mantener un diente en boca por medio de una endodoncia son: la presencia de una fractura vertical, una proporción desfavorable entre la corona y la raíz o un soporte periodontal insuficiente. Son los únicos casos en los que se debe valorar la alternativa a la endodoncia.

¿Alguna duda?

¡Contacta con nosotros!

El envío del formulario supone la lectura y aceptación de la Política de Privacidad.

Llama gratis al

958 66 09 49