Llama gratis al

958 66 09 49

Sobre Implantología y Periodoncia

Los implantes dentales son prótesis que permiten sustituir de manera definitiva los dientes perdidos y recuperar la mejor estética de la boca y de la cara. Su funcionamiento es casi idéntico al de los dientes naturales, por eso con los implantes dentales recuperará los dientes fijos y con ellos la confianza para comer y una sonrisa mejor que la de muchos dientes naturales.

Independientemente de la causa de la pérdida del diente, la implantología dental es la solución predecible, definitiva, con una duración de por vida y sin ningún impacto negativo en el resto de los dientes.

Existen diferentes tipos de prótesis dentales dependiendo de la cantidad de dientes a reemplazar (accede a los diferentes apartados para ampliar la información):

Tipos de prótesis

  • Coronas y fundas dentales sobre implantes.
  • Dentaduras fijas completas
  • Dentaduras fijas parciales
  • Dentaduras híbridas o sobredentaduras (también se les llama dentadura postiza)

La periodoncia consiste en la realización de todo tratamiento relacionado con las enfermedades periodontales, las producidas por acumulación de placa bacteriana y sarro en el cuello de los dientes, las más habituales son la gingivitis y la periodontitis.

La periodoncia se tratará de realizar una limpieza de boca para eliminar la placa bacteriana y sarro, usando las técnicas de higiene bucal correspondientes.

Prevención y mantenimiento

Cabe señalar que la periodoncia y la implantología oral se ha desarrollado enormemente en los últimos años, dando lugar a cirugía guiada por ordenador y facilitando que las  intervenciones sean poco invasivas, que los pacientes recuperen su funcionalidad y a la vez una buena estética.

De obligado cumplimiento es igualmente, una gran atención al mantenimiento posterior y visitas al profesional, pues es una fase en la que es fácil coger infecciones y volver a la situación inicial.

Por último, si vas a realizarte una periodoncia o implante, señalar que un especialista en esta disciplina debe estar completamente actualizado, saber diagnósticar correctamente, ser un buen comunicador y solucionador de problemas, tener una especialización en técnicas quirúrgicas avanzas y por supuesto, conocer los riesgos de estas.

¿Alguna duda?

¡Contacta con nosotros!

El envío del formulario supone la lectura y aceptación de la Política de Privacidad.

Llama gratis al

958 66 09 49