Llama gratis al

958 66 09 49

La dermatología podológica esta orientada para afrontar las enfermedades y afecciones que se dan en el pie tales como:

Tratamientos Dermatología y Quiropodología

Callos y durezas

Aunque cueste creerlo, los callos son un mecanismo de defensa de la piel contra ampollas o úlceras infecciosas. Se producen cuando se aplica demasiada fricción.

Hongos, bacterias y virus

Tener hongos en los pies no es algo difícil de conseguir, por lo que es fundamental identificarlos y tratarlos a tiempo. Igualmente pueden alertar de un debilitamiento del sistema inmune si no se quitan con facilidad.

Alteraciones en la sudoración

Las alteraciones en la sudoración pueden controlarse en general con antitranspirantes. Sin embargo hay casos que requiere tratamientos más específicos, sobre todo en los casos en los que la sudoración excesiva es localizada, como en pies y manos.

Eczema dishidrótico, dermatitis atópica

Trastorno caracterizado por piel seca, sensible y descamada. En la mayoría de los casos evoluciona a modo de brotes y los síntomas comienzan a ser más molestos.

Psoriasis

Enfermedad autoinmune que produce lesiones escamosas e inflamación.

Para tratar cualquiera de las patologías dichas anteriormente u otras relacionadas con la piel el podólogo usara farmacología, medidas preventivas o empleo de cirugía siempre garantizando un trato profesional e individualizado.

La quiropodología es la parte más tradicional de la podología, en esta parte le podólogo realizará la eliminación en los pies de lesiones dérmicas (durezas y callosidades), corte y fresado de uñas, tratamientos en las uñas o hidratación del pie.

¿Alguna duda?

¡Contacta con nosotros!

El envío del formulario supone la lectura y aceptación de la Política de Privacidad.

Llama gratis al

958 66 09 49